Heldis:La Perdida

De Wiki Asqueados
Saltar a navegación, buscar
Romance de Shinlia
Índice FAQ Contacto
Copyright


¡Buenos augurios! Como rayo de esperanza entre la oscuridad de los tiempos de degeneración que vivimos, la Anciana Madre alcanza la venturosa cifra de 110 años. Gracias a los dioses por permitirnos tener a nuestra administradora de bendiciones tan cerca.

El respetable y afortunado Bó Shī, de Yan Su, costeará la mayor celebración que se haya vivido en la región. Acontecerá en la pequeña, pero hermosa, población de Gū Tián. Se traerán cientos de animales y diez mil manjares. También se servirán tallarines de buena esperanza como almuerzo a todo el que acuda. Habrá licores igualmente a disposición.

La Anciana Madre comerá con sus hijos, y repartirá bendiciones.

Para diversión de todas las gentes habrá música, malabares y recitales de poesía. Habrá un torneo de artes marciales, que contará con la presencia del legendario Luchador Dorado. Habrá también exhibición de armas. Y habrá teatro. Los ganadores se llevarán premios en oro y joyas.

¡Ciento diez años de buena ventura para quien participe en la celebración! ¡Y que la Anciana Madre viva con nosotros diez mil años más!

 !!! ATENCIÓN
  • Este artículo es una aventura. Si no vas a dirigirla no deberías leerla, pues puede que en un futuro un DJ decida hacerla y tú no puedas disfrutarla por conocer ya la trama.
  • Ten cuidado al editar esta página. Una aventura es algo muy personal y puede que pierda la esencia original si se hacen cambios arbitrarios. Considera si lo que vas a hacer es sólo una mejora o corrección o supone cambios más drásticos. Considera en el último caso hacer un duplicado de la aventura.
  • Si juegas esta aventura deja tus impresiones en la discusión.

Contenido

La Perdida

La Perdida es una aventura para el juego de Romance de Shinlia. El objetivo es seguir mostrando parte de la ambientación, y especialmente imbuir a los jugadores en la mentalidad de Shinlia.

En ella, los personajes acuden a un gran acontecimiento, el cumpleaños de la anciana Anciana Madre, que se celebra con torneos, competiciones y comilonas. Pero se verán envueltos en un asunto mucho más desagradable y terrorífico.

Los PJs

Los personajes serán individuos procedentes de una misma región, que acuden a la celebración por algún motivo. Si los personajes son luchadores, pueden haber sido invitados expresamente a participar en el torneo. Si son soldados, pueden haber sido contratados como seguridad. También pueden haber sido contratados por cualquier otro motivo, como espectáculo, cocinar o servir comida. Por último, es posible que simplemente hayan decidido acudir a la celebración, por el placer de participar o por algún otro interés (robar, ojear luchadores,...).

Localizaciones

Gū Tián (孤鎮)

Gū Tián está un poco aislado del resto, y hay que viajar varias jornadas para llegar a cualquier otro pueblo habitado. En los alrededores hay bosques de juncos. Para llegar desde la región de origen de los personajes hay que atravesar un paso montañoso. Desviándose del camino, hay un templo budista situado a una altura considerable.

El pueblo es eminentemente campesino, pequeño, y anodino. El único momento en el que la rutina se rompe (y de forma muy notable) es con la celebración anual del cumpleaños de la Anciana Madre.

Alrededor de él hay una empalizada que sirve para proteger el pueblo de algún pequeño ataque bandido. En la entrada hay dos estatuas de aspecto demoniaco mirándose (en realidad, son bhodisattvas guardianes).

Como es normal en Shinlia, la población es bastante joven. A la gran guerra se tiene que unir varias epidemias que asolaron la región. Hoy, aparte de la Anciana Madre, no queda nadie en Gū Tián por encima de los cincuenta años. Toda la población es campesina, y con los excedentes del campo compran sus aparejos, ropas y materiales.

Entre todas las casas, de estilo humilde, sobresale la gran mansión de la Anciana Madre, donde habita ella, varios sirvientes, y donde reside Bo Shi cuando va de visita.

Monasterio budista

De camino a Yan Su, elevado en la montaña, existe un templo/monasterio budista con una treintena de monjes y monjas. El templo es sencillo y tranquilo. Los monjes se dedican, como parte de su entrenamiento, aparte de la meditación sobre los misterios del Universo, a labores domésticas: limpiar, cocinar, cultivar, artesanía... Aún así, el monasterio dista de ser autosuficiente, y depende de las limosnas que los monjes van recaudando a cambio de bendiciones.

Trama

Festival del cumpleaños de la Anciana Madre

A lo largo del día, la gente va llegando de todos los lugares a Gū Tián. Fuera del pueblo han instalado muchas carpas para acoger a tantos visitantes. Los PJs llegarán cerca del medido día (a no ser que formen parte de la organización, en cuyo caso estarán antes).

Hay una cola para coger sitio para dormir, y otra para coger comida. Si los personajes van directamente a por la comida, cuando todavía la cola no es enorme, podrán comer antes y en mayor cantidad, y podrán coger un buen sitio para ver a la Anciana Madre, por contra, es posible que se queden sin sitio en la carpa y tengan que dormir al raso.

Almuerzo

El almuerzo consiste en tallarines largos sin cortar, que simbolizan la larga vida (cortarlos supone una gran falta de respeto y un mal agüero). También simboliza la longevidad el melocotón, de modo que también se reparten unos pastelitos de pasta en forma de melocotón rellenos de dulces. Todo un manjar para las gentes más humildes.

Mientras comen, guapas camareras reparten licores alcohólicos.

Llegado un momento, sacan al escenario a la Anciana Madre, momento en el que se hace el silencio. Bo Shi da un discurso de alabanza hacia ella, y cuenta su historia:

Bienvenidos todos a los rituales del cumpleaños de nuestra Anciana Madre, la persona más augusta de la Comarca de Yansu. Celebrémoslo con alegría, para que la felicidad de este día nos acompañe por muchos años. Que nuestra Anciana Madre sea un ejemplo para ello, pues la vida fue cruel con ella, pero ella ha sido más testadura, y ha vivido con dignidad, alegría y serenidad hasta alcanzar los 110 años. Sabéis que mi familia, los Bo, es de las más ricas de la Comarca. Y sin embargo, si tengo una familia, es esta mujer maravillosa. Y bastaría una palabra de ella para que dejase todo lo que tengo.

Le alcanza un plato de tallarines, y unos palillos. La Anciana Madre come y la muchedumbre estalla en una ovación. La gente grita alabanzas: "¡Madre inmortal!", "¡Diez mil años más!" y "¡Bendícenos! ¡Bendícenos!".

Mientras tanto, la Anciana Madre sigue comiendo y da la impresión de no enterarse mucho de lo que sucede alrededor.

Si los PJs saben lo que se hacen, evitarán cualquier comentario irrespetuoso, o por lo menos evitarán que sea oído. Un comportamiento impropio puede provocar que sean apaleados por la turba. Además, si piensan participar en las competiciones de la tarde, harán bien en no atiborrarse demasiado de comida ni de alcohol, aunque la fiesta invita a excederse.

Competiciones

Hay variadas competiciones, aunque la que más atención atrae es el torneo de artes marciales, y es sobre la que más me voy a extender. Por cuestión de tiempo, cada personaje sólo podrá participar en un máximo de dos competiciones. Bo Shi invitará a una cena especial a los competidores que mejor papel hayan desempeñado (y todavía estén ahí), entre los que estarán preferiblemente los jugadores.

El ganador de cada competición recibirá una joya más o menos valiosa.

Torneo de Artes Marciales

Es un pequeño y modesto torneo de artes marciales. Está diseñado para ser emocionante y rápido para dejar paso a otras actividades. Las reglas son las siguientes:

Como la mayor gracia del torneo es vencer al Luchador Dorado, recomiendo al DJ que haga ganar automáticamente al Luchador Dorado sobre el resto de PNJs. La imagen siempre será la misma, los otros luchadores le golpean, y él ni se defiende, ni se inmuta, durante un tiempo. Después, el luchador sale propulsado y cae con aspecto de haber recibido una buena paliza.

Por otro lado, recomiendo que el sorteo de los combates sea auténtico, aunque eso signifique que el Luchador Dorado aparezca demasiado pronto o demasiado tarde. Hacerlo de otra forma podría arruinar la otra gracia del torneo: la lucha entre personajes jugadores.

Hay apuestas en dinero. El ganador será vitoreado por la gente y considerado un héroe, además de recibir su premio.

Otras competiciones

Otras competiciones son exhibición individual de armas, danza, poesía, y cualquier otra disciplina que resulte lógica al director de juego. Para simularlas, simplemente inventa participantes y asígnales valores en la disciplina. Haz una tirada por participante y elimina a los que menos puntuación obtengan en cuantas rondas estimes.

Cena

Como se ha dicho, Bo Shi invitará a los competidores más destacados de las distintas competiciones a una cena más suculenta que lo que se reparte a la gente común. Durante la cena, tendrán ocasión de hablar y conocerlo mejor. Bo Shi se interesará sobre qué harán al día siguiente, a dónde viajarán y sobre otros detalles de su vida.

Para terminar, traerán pollos vivos y los rajarán y derramarán su sangre en los vasos de aguardiente de arroz y los repartieron.

El resto será una juerga en la que, dependiendo de los personajes, pueden acabar muy borrachos. Tampoco será demasiado difícil encontrar una pareja para esa noche si se busca suficientemente y se es medianamente atractivo.

Rumores

La gente en el festival está alegre y bebida, por lo que es propensa a hablar. Durante toda la celbración, cotillear será muy fácil. Si un personaje desea hacerlo, cada margen de éxito le permitirá saber un rumor. Algunos ejemplos:

Una sentencia de muerte

De vuelta

A la mañana siguiente, justo cuando están a punto de partir, Bo Shi manda llamar a los PJs. Una vez reunidos, les comenta las noticias que ha tenido.

Mis informadores me traen malas noticias. Un grupo de bandidos se ha reorganizado en el paso a Yansu. Sin duda, esperan capturarme, por lo que pospondré mi viaje, y haré circular esa información para alejarlos. Sin embargo, no quiero dejar que mis invitados corran peligro, así que he decidido montar una escolta para vosotros, pequeña para que no os retraséis, pero lo suficientemente grande para que no valga la pena atacaros.

La escolta consiste en 5 hombres de la zona, armados con bastones. Conocen bien los caminos, de modo que les es más fácil saber dónde puede haber una emboscada o incluso divisar a un enemigo escondido. Si algún jugador es soldado, campesino o algo apropiado formar parte de la escolta puede ser su gancho en la aventura.

En principio los PJs no tienen por qué rechazar una oferta tan generosa, de modo que el resto de la aventura suponen que han aceptado. Al fin y al cabo tampoco tiene que cambiar tanto la historia, salvo porque dispondrán de menos información sobre su enemigo.

Sea como sea, los personajes partirán hacia su tierra de origen. La primera parte del camino es la más descansada, no excesivamente montañosa, y bordeada por los bosques de bambú. Si siguen el camino sin incidentes, les llegará la hora de dormir en un claro, justo antes de empezar la parte más dura. Cuando estén durmiendo, ocurrirá lo más interesante.

Una terrible muchacha

Mientras todos duermen (si uno hace la guardia no lo verá), un personaje comienza a andar y se interna en el bosque de bambú. No se dará cuenta de nada, hasta un tiempo, así que directamente descríbele al jugador que su personaje que se encuentra andando por allí sin saber muy bien por qué, cuando empieza escuchar una leve llamada de socorro de un chica. Se ha levantado una niebla tremenda.

Si el personaje se acerca, verá a una muchacha muy pálida, que se mueve lentamente hacia él y le pide ayuda. Va apenas vestida con unos harapos que fueron vestido, y que dejan al descubierto muchas intimidades. Cuando esté muy cerca, intentará besarle. Si el personaje huye, la chica se moverá a gran velocidad y saltará sobre él.

Los otros personajes despertarán con un horrible chillido. Cuando se dirijan allí, verán que la chica está sobre el personaje, enganchada a su cuello. Posiblemente un poco de lucha basten para matarla o hacerla huir... por hoy. La niebla se irá disipando. Según la diligencia del resto, la víctima habrá perdido de un tercio (si había guardia, ha corrido inmediatamente, y lo ha librado en seguida) a la totalidad si el tiempo ha sido excesivo (en cuyo caso la aventura tocaría a su fin).

Una vez se sabe el percance, los PNJs que acompañan a los jugadores estarán visiblemente nerviosos, muy asustados. Interrogados sobre ello, acabarán contando, si es posible sin la víctima:

Vuestro amigo está muerto. La que le ha atacado es La Perdida, un monstruo que ataca cada pocos años a los viajeros de la región. Les chupa la sangre, o les absorbe la energía vital. Habéis evitado que muera hoy, pero la Perdida nunca deja escapar a una víctima. Noche, tras noche, volverá hasta haber acabado con él, incluso si creéis matarla, ya que siempre volverá del más allá. Lo mejor que se puede hacer es abandonarlo para no estar en su camino cuando vengan a por él.

Preguntados sobre posibles escapatorias, contarán:

La Perdida sólo ataca a viajantes por la región, pero una vez ha escogido su víctima la perseguirá hasta el fin del mundo. Sólo hay dos lugares donde la Perdida no se atreve a entrar: el templo budista y Gu Tian, por la santidad de los monjes y de la Anciana Madre, respectivamente. Pero ni siquiera en esos lugares estará a salvo permanentemente.

Sobre el origen del monstruo sólo podrán contar que creen que fue una muchacha que murió en circunstancias horribles.

A pesar de que los PJs serán seguramente más heroicos, ellos no están dispuestos a compartir destino con la víctima, y huirán a la primera oportunidad (seguramente mientras el resto duerme). A partir de aquí, los PJs están solos, y las posibilidades se abren según las decisiones que tomen los personajes. En el resto se cubren unas cuantas.

¿Y a quién le toca la china?

En principio la Perdida tiende a atacar a hombre atractivos, por lo que la víctima en principio debería ser el varón con el carisma más alto del grupo. Sin embargo, deberías tener más factores en cuenta. Asegúrate de que los demás personajes tienen una motivación para ayudar a la víctima y no dejarle tirado. Por ejemplo, si el personaje que eliges está escoltando a otros personajes, no parece que tenga mucho sentido que los escoltados protejan al escolta (aunque podría ocurrir).

Ten en cuenta también que el personaje escogido se convertirán en el blanco predilecto de la Perdida, al menos hasta que el resto le den motivos. Por eso quizá quieras evitar que PJs vulnerables al combate ocupen ese papel (o quizá presente un reto mayor). Los personajes que finalmente abandonen al otro, quedarán fuera de la partida, pues a ellos no les sucederá nada nuevo. Si se opta por matar al elegido, habrán complacido y aplacado a la Perdida, y podrán seguir con vida, pero seguramente la diversión habrá acabado.

Durante el resto de la partida has debido de tener tiempo de tantear la relación entre unos personajes y otros, y, por tanto, de elegir al más indicado.

Investigaciones

Los personajes deben decidir ahora a dónde dirigir sus pesquisas. Saben que los único sitios seguros son Gu Tian y el templo budista, por lo que lo lógico sería que se dirigieran a alguno de esos lugares. Además, son en estos lugares donde más información van a poder encontrar. El problema es que para llegar a ellos tienen que realizar un camino, y la Perdida atacará cada noche con el objetivo de terminar con la víctima (aunque cualquiera que la hiera gravemente entrará en su lista de objetivos).

Desde el punto del ataque hay una jornada de viaje hasta Gu Tian, de modo que se puede llegar sin hacer noche, siempre que no haya retrasos. Hasta el templo quedan dos jornadas, por lo que deberán hacer al menos dos noches. Entre el templo y Gu Tian deberán pasar al menos dos noches.

Templo budista

Los personajes serán bien recibidos y los monjes les ayudarán en lo que puedan, especialmente si los personajes realizan alguna donación.

Monje superior

El monje superior recibirá a los personajes y les transmitirá el escaso conocimiento que tienen, o creen tener, sobre la Perdida. Según él, ella es un Jiang Shi. De acuerdo a los filósofos, el alma se divide en dos partes, la racional (Hun), responsable del arte, los pensamientos, y la lógica y la irracional, P'o, responsable de los apetitos, violencia e impulsos vitales. Cuando se muere, el Hun se purifica y se reencarna, mientras que el P'o desaparece poco a poco.

Sin embargo, en algunos casos, cuando los restos no tienen un funeral adecuado, o cuando las muertes han sido especialmente violentas o desagradables, el P'o reanima el cuerpo y, dada su naturaleza violenta y primaria, atacan a los vivos. Dado que no son criaturas vivas, necesitan robar la energía vital, el Chi, de otras personas.

Para solucionar el problema, hay que encontrar los restos de la persona y darle un funeral apropiado. El monje superior ayudará en esto, y ofrecerá enseñarles los pasos adecuados, o hacer que algún monje capaz les acompañe.

Sin embargo, buscar el cadáver puede ser como buscar una aguja en un pajar. La región donde actúa la Perdida es enorme, y un cadáver tan antiguo debe estar bastante poco a la vista.

Rumores

Si los personajes indagan a otros habitantes del monasterio, y sacan una tirada de Carisma + Cotillear a dificultad normal, alguien les dirá que posiblemente la maestra de más categoría, la Hermana Otoño pueda ofrecerles ayuda más útil en el asunto.

Hermana Otoño

La Hermana Otoño, una anciana de unos ochenta años, desconfiará un poco al principio, pero querrá tener esperanza en que los personajes den descanso a la Perdida. Les dirá que por su honor no puede decir nada más, pero que sólo Bo Shi puede saber dónde está el cadáver. También ofrecerá un amuleto a los personajes: un colgante del que cuelga un mechón de cabello. Asegura que quien lo porte no será atacado por la Perdida.

En realidad, el colgante no es infalible. Simplemente, la Perdida tendrá un -2 al ataque contra el portador, e intentará centrarse antes en otros blancos.

En Gu Tian

En principio en Gu Tian hay dos personas a las que pueden acudir. Ambas están en la mansión de la Anciana Madre.

Bo Shi

El encuentro puede variar mucho según la información de la que dispongan los personajes. En principio Bo Shi se compadecerá de ellos y les ayudará en la medida de lo posible, pero sin comprometerse mucho. Les podrá contar que La Perdida fue una muchacha de la zona que unos desalmados asesinaron y busca venganza en todos los hombres. Es invencible e implacable. Si los personajes no van más allá, tira CAR+Percepción a dificultad normal. Cada grado de éxito concede un nivel de información adicional:

  1. Notas a Bo Shi muy implicado
  2. Notas que Bo Shi sabe más de lo que está diciendo
  3. Notas que por algún motivo Bo Shi habla de ella más como una víctima que como un monstruo

Esto es lo que Bo Shi contará normalmente. El resto depende de cuánto sean capaces de presionar los personajes. Usa tiradas de convencer, intimidar o la tirada social más apropiada según el método empleado, a la dificultad que estimes según cómo lo hagan. Obviamente, cuanta más información tengan los personajes, más fácil será presionarles. Es posible que ésta no sea la primera vez que tengan que visitarle.

Ésta es la historia de Bo Shi. Seguramente no la contará así, sino a trozos según lo vayan acorralando.

Poca gente sabe que yo nací en Gu Tian. Vivía aquí, y aquí conocí a primer amor: Ming Diao. Nos amábamos con locura, como sólo se ama al primer amor. Pero la desgracia vino a casa. Mi padre murió en la guerra y mi madre se suicidó. De modo que tuve que ir con los Bo de Yan Su. Ellos concertaron un matrimonio para mí y tuve que dejar a Ming Diao.

Pero Ming Diao nunca lo pudo aceptar y me persiguió hasta Yan Su rogando que nos fugáramos juntos. Pero yo ahora tenía deberes familiares y tuve que rechazarla. La familia encargó a dos hombres, Tao y Mu, que la llevaran de vuelta a Gu Tian. Desgraciadamente, estos miserables abusaron de ella por el camino y la mataron. Tardamos un tiempo en saber lo que había pasado, y un tiempo más en atrapar a los indecentes. Bajo tortura, confesaron su crimen.

En cuanto pude, inicié una expedición, guiado por los traidores y escoltado por varios guardaespaldas, para recuperar el cuerpo de mi pequeña Diao. Pero cuando estábamos llegando, una especie de espectro nos atacó. En mi vida he visto algo tan terrible. Acabó con todo el grupo en cuestión de segundos. Yo escapé por poco, a galope de caballo. Poco después, los guardaespaldas aparecieron resucitados de alguna forma antinatural, y atacaron Yan Su.

El espectro ha estado atacando a viajeros desde entonces. Pero yo sé que su anhelo profundo es tomarme a mí. He estado toda mi vida viviendo con el miedo, intentando hacer lo posible para protegerme y aplacarla. Pero de alguna forma siempre he sentido que mi hora llegará a manos de ella.

Si han pasado por el templo budista, o si lo han averiguado de otra manera, sabrá que la forma de acabar con ella es hacer que sus cuerpos reciban los ritos funerarios apropiados. Bo Shi es el único que puede ayudarles a encontrar el cuerpo. Si se lo piden, les improvisará un mapa de por dónde debe de estar, pero tardarían más tiempo que si les acompañara directamente.

Sin embargo, Bo Shi tiene mucho miedo, y no será fácil que acepte esta opción. Los personajes pueden intentar hacerle ver que no puede permitir que siga muriendo gente (convencer), hacerle sentir que tiene una responsabilidad (liderazgo), amenazarle con que todo el mundo sepa la historia (intimidación), o cualquier cosa que se les ocurra. Si no consiguen convencerlo, podrían intentar obligarlo por la fuerza (ahora mismo los guardaespaldas están lejos, pues Bo Shi no quiere que nadie se entere), pero podría ser difícil burlar la vigilancia para huir con él.

Anciana Madre

La Anciana Madre conoce la historia, pero no quiere revelar su relación con la Perdida. Lo más útil que pueden sacarle es que les dirá que pidan ayuda a la monja más anciana del templo budista, aunque no les dirá por qué, ni tampoco qué relación une a las tres. Tampoco contará nada sobre Bo Shi, pues siente una deuda de honor que no se lo permite.

Si los personajes se lo piden, ella les dará una bendición. Esto impedirá a la Perdida atacarles la noche siguiente.

Rumores

Los habitantes de Gu Tian en general no tienen información demasiado útil. No saben nada sobre la identidad de la Perdida, ni sobre el pasado de Bo Shi. Sólo podrán ofrecer consejos de poca relevancia. Según el margen de éxito:

  1. El templo budista y Gu Tian son los únicos sitios donde la Perdida nunca entra.
  2. Los monjes budistas realizan anualmente unos rituales para proteger el pueblo de espíritus malvados.
  3. La Anciana Madre puede ofrecer protección contra cualquier espíritu malvado.
  4. Bo Shi nunca viaja cuando hay noticias de ataques de la Perdida.
Otros recursos

Si ésta no es la primera aventura del grupo es posible que los personajes ya posean otros contactos o aliados, y quizá alguno pueda ayudarles. Si es coherente con la historia, no hay ningún motivo por el que debieras impedirlo. Obviamente, sólo cada DJ puede prever estos supuestos, por los que a su criterio quedan.

Resolución

Si los jugadores no son zoquetes terminales, tarde o temprano llegarán a este punto. Saben lo que tienen que hacer y tienen una idea más o menos aproximada de dónde. Es decir, ya pueden ver claramente el camino. En sus habilidades está la clave de que salga bien o mal.

Buscando el cuerpo

La rapidez de esta tarea depende de la ayuda de la que dispongan. Si disponen de un mapa con la localización, necesitarán varios días para dar con el cuerpo. Si no lo tienen, la búsqueda se alargará mucho más. Si Bo Shi les acompaña, podrían acabar mucho antes.

La zona está un par de días al Este de Gu Tian, en mitad del bosque de bambúes. Además de ellos, hay muchos charcos y barro resbaladizo por lo que hay que moverse con cuidado.

La Perdida intentará atacarles como habitualmente, aunque los amuletos del templo budista, las bendiciones de la Anciana Madre, o ciertos rituales que conoce Bo Shi pueden mantenerla a raya... por un tiempo.

Realiza tiradas de Inteligencia + Rastrear para estimar cuánto tardarán en encontrarlo. Pero cuando estén cerca, la visita de la Perdida será ineludible. No está dispuesta a que la lleven al Otro Mundo sin haber resuelto sus asuntos en éste.

Dando paz

La Perdida aparecerá, custodiada por dos esqueletos armados con sables (y si algún personaje murió también es posible que esté allí, de su lado).

Esta parte dependerá mucho de si Bo Shi está en el grupo, y de las habilidades negociadoras de los personajes.

Si Bo Shi está con ellos

Ante la presencia de Bo Shi, la Perdida actuará de forma diferente a las últimas veces. Ya no quiere nada más, está dispuesta a darlo todo por tenerlo a él. De este modo, los personajes tendrán capacidad para negociar, pero sólo si quieren y sale de ellos, en caso contrario, pasa a la sección A hostias.

Ella aceptará una negociación y promete perdonarle la vida a todos si le entregan al rico comerciante. Bo Shi estará muy asustado, pero si la discusión se alarga, se acabará ofreciendo, para salvarles.

Ya es suficiente. Tengo que ir. Durante toda mi vida he vivido con miedo en mi corazón y remordimientos en mi alma. Mucha gente ha muerto por mi culpa. Es hora de que acepte mi responsabilidad y afronte mi destino. Ella no es la única que debe descansar. Yo no he descansado tampoco en toda una vida.

La Perdida se negará a dar ninguna explicación sobre qué va a hacer con él, y no admite condiciones. O se lo entregan o no hay trato (los espectros poseídos por el P'o no destacan por lo razonable). Sin embargo, los esfuerzos de persuasión de los personajes no tienen por qué caer en saco roto.

Una vez Bo Shi haya llegado a ella, si le dejan, ella le dará un largo beso en la boca. Si los personajes han intentado convencerla de que no mate al viejo, haz que cada uno de los participantes tire Carisma + Convencer a dificultad muy difícil. Si los argumentos son especialmente convincentes y trabajados, podría reducirse algo. Si sacan la tirada, después del beso los esqueletos de desmoronarán, y ella cogerá de la mano a su amor, y lo conducirá hacia su cadáver, para que le den descanso. Si falla, el resultado será idéntico, salvo que Bo Shi caerá muerto después de su beso.

A hostias

Si todo lo demás falla, los personajes pueden intentar el método tradicional para luchar contra ella, dado que hasta ahora lo han solucionado. Sin embargo, el demonio ahora tiene escolta, y ella misma es más fuerte estando próxima a su cadáver (+3 a las tiradas). Si vencen, tienen una oportunidad aún de encontrar el cadáver antes de la noche siguiente, y si hacen añicos los esqueletos, no volverán a recobrar vida.

Apropiada sepultura

Haya pasado lo que haya pasado, partimos de la base de que los personajes tienen el cuerpo. Si un monje los acompaña, o si uno de los personajes conoce los procedimientos correctos, deberán realizar los ritos funerarios, que darán descanso al espectro. Una vez terminado el rito, la Perdida no volverá a aparecérseles jamás, y habrán escapado por esta vez de la muerte. Las heridas producidas por la Perdida dejarán de arder con tanta intensidad, y cesarán su crecimiento.

Si no son capaces de realizar el ritual, el asunto pinta mucho más feo. Tendrán que transportar los restos hasta el Templo y, si siguen de malas con ella, se les aparecerá ineludiblemente cada noche con todo su potencial (+3) y la mala suerte les acompañará todo el camino (4 en los dados significará pifia). Dada la distancia, la supervivencia se hace extremadamente difícil.

Cuando el ritual esté a punto de terminar, puedes describirle un par de escenas a los jugadores, aclarando que se hace por motivos narrativos, pero que es algo de lo que sus personajes nunca llegarán a saber nada:

En el templo budista, en su celda, la Hermana Otoño medita. Detrás suya, una chica pálida, delgada, vestida con harapos la observa. Se acerca, y la monja se inquieta. Pero la chica, amorosa, le dice "Adiós, madre" y le besa la mejilla.

En Gu Tian, la Anciana Madre está despierta en su dormitorio. Detrás suya, una chica pálida, delgada, vestida con harapos la observa. Se acerca, y la anciana la llama "Diao". La chica, amorosa, le dice "Adiós, abuela" y le besa la mejilla.

Consecuencias

La aventura puede tener muchas consecuencias no sólo para los personajes, sino también para toda la región. Aparte de la posibilidad más obvia, la muerte de los personajes, éstas pueden ser otras:

En la ficha

Desde el punto de vista materialista, los personajes pueden ganar algunas cosas que mejoren su personaje:

Muerte de Bo Shi

Es muy posible que Bo Shi acabe muriendo en el transcurso de la aventura. Los Bo considerarán esto un ultraje, y culparán a los últimos que hayan sido vistos con él, que muy posiblemente sean los personajes. Si esto es así, comienza un periodo difícil para ellos, porque será buscados en toda la Comarca de Yansu y, si no lo impiden, llevados a juicio (donde la capacidad de soborno de los Bo puede ponerles las cosas muy complicadas).

Por el contrario, si Bo Shi no muere, los personajes habrán ganado un influyente y poderoso aliado para futuras aventuras.

Epidemia

Si los cadáveres de los que murieron en las garras de la Perdida no son quemados, su podredumbre enfermará la tierra y puede provocar terribles plagas, incluso si ella ha sido eliminada. Así, si los personajes no son cuidadosos, pueden poner en peligro cientos de vidas en la Comarca de Yansu y los alrededores de Gu Tian, e incluso ellos mismos podrían perecer por la terrible enfermedad.

Conexiones con otras aventuras

Ahora que el grupo se conoce, el reto consiste en mantenerlos juntos para próxima aventuras. Una posibilidad consiste en que Bo Shi les recomendara sanar sus heridas en un balneario milagroso, lo que les llevaría a los acontecimientos de La Palangana.

El gancho del Luchador Dorado también podría ocurrir, ya que algunos personajes podrían sentir curiosidad y querer encontrar esta leyenda viviente.

PNJs

Participantes del Torneo

Ton Chu

El héroe local de Gu Tian se llama Ton Chu. Es un joven talentoso, de aspecto largo, que practica las artes marciales como le enseñaron sus padres.

Nombre Ton Chu
PV 35
Mano vacía
Ataque 9
Defensa 7
Daño 1D6 + 3

El Luchador Dorado, hijo

Hijo y alumno del auténtico y enigmático Luchador Dorado, uno de los guerreros legendarios de los últimos tiempos. Tiene rasgos extraños, pero carece de la cabellera dorada de su padre.

El Luchador Dorado es el luchador con más interés del torneo. Si los personajes quieren ganar, tendrán que entender el funcionamiento de su técnica maestra. Cuando vean el ataque en acción, cada jugador tirará Inteligencia+Combate a dificultad Muy difícil. Si la tirada falla, sólo percibirá lo que casi toda la gente: que los golpes no le afectan, y que después el enemigo es propulsado sin que el luchador se mueva. Un éxito significa que ha entendido el funcionamiento de la técnica, y cómo superarla: atacando justo a la vez de su contraataque, aunque eso signifique recibir todos los golpes. Si el jugador ha sufrido el ataque, la dificultad será sólo Difícil, aunque en caso de descubrirlo así seguramente será demasiado tarde. Pero ojo, si el personaje no ataca, el Luchador Dorado puede notar que algo va mal y cambiar de estrategia.

Como alternativa, se puede romper el muro rompiendo la concentración del que lo ejecuta. Si alguien hace algo ridículo, como enseñar el culo, el muro se desvanecerá. Pero esta opción no debe sugerirse bajo ninguna tirada y debe ocurrírsele por completo a los jugadores.

Nombre El Luchador Dorado, hijo
PV 50
Chi 12
Mano vacía
Ataque 8
Defensa 10 (15 cuando usa el muro)
Daño 1D6 + 3
Poderes
Muro de contención Crea una barrera invisible que detiene los golpes (+5 defensa), y luego los devuelve todos juntos, con idéntica fuerza. Cuesta 1 de chi cada turno, y 1 más en el momento de devolver el ataque.

Wei No

Mujer que viste como hombre, y que está desesperada por demostrar que es la mejor, por muy lejos que esté de ello. Participa en el torneo y en la exhibición de armas. Desprecia categorías "más femeninas" como danza o interpretación.

Cualquier cosa definiría mejor a Wei No que simpática o afable, al menos en esas circunstancias. Ella siempre está a la defensiva, porque sabe que la van a juzgar inferior por ser mujer. Tampoco está dispuesta a compenetrarse con mujeres, ya que interpretará que sus acercamientos como que se producen sólo por ser mujer ella misma.

Nombre Wei No
PV 30
Chi 3
Mano vacía
Ataque 7
Defensa 7
Daño 1D6 + 2
Sable
Ataque 5
Defensa 5

Magato, el loco

Ningún luchador da tanta pena como Magato. Antiguamente un guerrero al servicio de un emperador de tierras lejanas, fue expulsado por sus problemas con el alcohol. Desde entonces, se dedica a buscar pelea por los caminos, y un torneo de artes marciales le resulta igual de atrayente. Tiene un carácter autodestructivo. Nunca se para a pensar, pues la reflexión sólo le trae recuerdos dolorosos.

A pesar de pertenecer a la Nueva Gente, es alto y corpulento. Tiene una visible cicatriz en el cráneo, que le deja un curioso dibujo en el pelo. Siempre huele a alcohol.

Siempre bebe una jarra de aguardiente antes de cada combate, porque le da tranquilidad. Cuando pierda, vomitará, ensombreciendo la victoria de su contrincante.

Nombre Magato
PV 50
Chi 0
Mano vacía
Ataque 10 (-1 por cada jarra)
Defensa 7 (-1 por cada jarra)
Daño 1D6 + 5

Otros luchadores

Si necesitas rellenar, usa luchadores mediocres

PV 30
Chi 0
Mano vacía
Ataque 6
Defensa 6
Daño 1D6 + 3

Una familia mal avenida

Estos personajes, de alguna manera pueden considerarse familia, aunque con una historia bastante tórrida. La Anciana Madre no reconoce a Mìng Jì como hija. Por su parte, Bó Shī ha tomado a la Anciana Madre como madre adoptiva, si bien lo hace por su antigua relación con su nieta.

Todos ellos comparten un terrible secreto: la identidad de La Perdida, y la historia que llevó a su aparición.

Nadie en la región conoce otra relación que la devoción de Bó Shī hacia la Anciana Madre.

Anciana Madre

La Anciana Madre nació hace 110 años en Gu Tian. Penúltima representante de una familia antaño poderosa, no se puede decir que su vida haya sido afortunada. Su marido y sus hijos varones murieron durante la Gran Guerra, como muchos hombres del pueblo, y sólo le quedó sus dos hijas: Ming Ji y Ming Lu, por las que tuvo que trabajar enormemente para poderlas alimentar y pagar una dote a sus maridos. Quedaba por tanto, sin línea de descendencia varón.

Después de la aparición de la Perdida, Ming Lu, aún por casar, murió como resultado de las epidemias que trajo consigo, así como el marido de Ming Ji. Cuando Ming Ji decidió convertirse en monja, en lugar de casarse de nuevo, la anciana se dio cuenta de que había llegado el fin de su familia, y se sumió en una profunda depresión.

Sin embargo, al tiempo emergió de ella, con una tranquilidad palpable. Conoció a Bo Shi, y le perdonó todo lo sucedido con su nieta. Desde entonces, éste la considera su madre adoptiva y trata de que viva con todo lujo. Conforme ha ido ganando años, su fama de mujer bendita se ha ido extendiendo, y muchos vienen en peregrinación. Sus cumpleaños se han convertido en el suceso más extraordinario de Gu Tian.

Aunque ha sido capaz de perdonar a Bo Shi, continúa sin reconocer a Ming Ji como hija suya. Bo demuestra arrepentimiento, pero la monja sigue empecinada en su retiro del mundo, lo que ha cortado la familia para siempre. Debido a esto, existe la idea de que todos los hijos de la anciana están muertos, y ella no tiene interés en corregirlo.

Bó Shī (博 失)

Para toda la gente de la Comarca de Yan Su, Bo Shi tiene la imagen de felicidad plena. Dueño de una inmensa fortuna, viudo, aunque con una gran cantidad de hijos exitosos y, a diferencia de otros Bo, volcado en el patrocinio de artes y obras de caridad. Con sus sesenta años, Bo Shi parece el típico hombre que puede empezar a evaluar su vida con un buen sentimiento de satisfacción. Pero la realidad es justo la contraria.

El padre de Bo Shi era un repudiado por la familia Bo. No aprobaba las actividades de la familia (ni la familia las suyas), así que renunció a ella y se fue al pequeño pueblo de Gu Tian. Allí conoció a su mujer, se casaron, y tuvieron un hijo al que llamaron Shi. Éste, creció y vivió como un campesino. Se enamoró de una bonita chica llamada Ming Diao, con la que se prometió amor eterno.

La Gran Guerra fue muy dura y cuando se llevó por delante la vida de su marido, la madre de Shi vio cuenta de lo difícil que le resultaría sacar adelante a su hijo. Cayó en la cuenta de que si su esposo no se hubiera peleado con su familia, los acaudalados Bo, su hijo tendría una vida cómoda y todo lo sencilla que los tiempos permitían. Sabiendo que los Bo la consideraban parte del agravio, la valiente mujer se quitó la vida, para que nada pudiera impedir a los Bo acoger a Shi.

De hecho los Bo, lo recibieron con entusiasmo y se propusieron hacer de él otro gran comerciante que siguiera dando beneficios a la familia. Pero el precio que pagaría el joven sería muy alto. La familia necesitaba justo en ese momento consumar una alianza a modo de matrimonio, y concertó casarle con una chica de la familia interesada. Sabiendo que su madre se había quitado la vida justo para ofrecerle esta oportunidad, fue incapaz de negarse al plan, incluso aunque significara renunciar al amor de su vida.

Ming Diao no estaba dispuesta al mismo trato, e intentó desesperadamente retenerle, e incluso lo persiguió hasta Yan Su. Cuando la familia Bo la envió de vuelta, ocurrió el desastre, su escolta la violó y mató, e intentó huir. Bo Shi intentó rescatar el cadáver, y fue cuando vio a la Perdida por primera vez.

Desde aquel día, Bo Shi ha vivido con terror constante. Siempre se protege con escolta, y utiliza multitud de rituales y amuletos para mantener al espectro alejado. Usa un mejunje de hierbas que le dieron en el templo para esconder su olor y no poder ser rastreado por ella, lo que le confiere su aroma inconfundible. Pasó también mucho tiempo antes de atreverse a salir de Yan Su, lo que ha hecho que ya nadie recuerde a aquél muchacho, e ignoren que es natural de Gu Tian.

Cada víctima más de la Perdida le tortura la conciencia. Un día llegó a la conclusión de que el destino le estaba castigando por la muerte de su antigua amante e intentó compensar a sus familias en un esfuerzo por reparar el pasado. Cubrió de riquezas a la familia de ella, y en una visita obtuvo el perdón de la Anciana Madre, abuela de Diao. Tan conmovido estuvo que le rogó ser considerado hijo adoptivo y cubrirla de riquezas, ante lo que ella accedió.

Pero a pesar de todos esos esfuerzos, algo en el interior de Bo Shi le hace saber que no podrá escapar a su destino, y que tarde o temprano tendrá que volver a verse con el espectro, momento que intenta retrasar por todos los medios.

Hermana Otoño

Es la monja de mayor posición del templo budista (lo cuál está situado por debajo de los monjes varones). Dedica la mitad del tiempo a dirigir a las monjas en las tareas más domésticas. El resto del tiempo, se dedica a revisar las cuentas del templo y encargar lo que falte y a la contemplación.

La Hermana Otoño ha alcanzado la tranquilidad, pero a pesar de su edad no ha conseguido purificar su corazón. Todavía guarda rencor por lo sucedido en su desconocido pasado.

Su nombre auténtico es Mìng Jì (命 記) y es la madre de Mìng Diào. Tras el asesinato de la pequeña, ella y su marido culparon a los Bo, y él intentó una venganza suicida. Cuando murió en el intento, ella sintió que no podía resistir la vida y el rencor, y, dada su incapacidad para revancha, se retiró al templo en busca de paz.

Haciendo esto, rompió su lazo con el mundo, pues su propia madre, la Anciana Madre, la rechazó, incapaz de perdonar que su única hija viva renunciara a continuar la línea familiar.

La Perdida y secuaces

La Perdida

La Perdida es el monstruo que atemoriza a los viajeros de toda la región. Cada año se producen al menos dos o tres asesinatos por parte de ella. Los relatos proceden de los pocos que escaparon de sus ataques... por poco tiempo. Además, muchas de sus víctimas vuelven como muertos vivientes bajo su voluntad, y crean dolor, muerte y enfermedad a su paso. Por estos motivos, la Perdida es temida en todo el lugar.

A pocos le importa el origen de la Perdida, simplemente prefieren tener que ver con ella lo menos posible. Las pocas hipótesis que se hacen la señalan como una suicida, una mujer malvada, o una chica salvajemente asesinada. Ésta última es la que más se acerca a la verdad.

Hace no tantos años, vivía en Gu Tian una chica humilde, campesina. Tan enamorada estaba de su novio, el joven y apuesto Shi, que veía su vida como los momentos interminables que pasaban entre una visita de él y otra. Completamente entregada, no concebía que la vida pudiera existir fuera del espacio que había entre los dos.

A pesar de su entrega, un día su chico le dijo que no podrían verse más. Al parecer, su familia lejana le había concertado un matrimonio y él había aceptado. Ella le propuso una alternativa: fugarse para no volver y vivir juntos de lo que pudiera ir saliendo. Shi, sin embargo, se mostró inflexible en su decisión y las súplicas, llantos, gritos y crisis histéricas no le harían cambiar de idea.

Diao, incapaz de renunciar, visitó a Shi hasta el último día de su estancia en Gu Tian. Después, viajó a Yan Su con la intención de detener la boda, a pesar de la dificultad del viaje para una muchacha tan joven. Pero la familia de Shi, los Bo, no son de los que permiten que sus planes se tuerzan por los sueños románticos de una muchachita (ni de nadie), y la interceptaron a tiempo y la mandaron de vuelta a Gu Tian escoltada por dos guardias: Tao y Mu.

Por el camino, ella intentó escapar varias veces y, cuando se hartaron, los malvados guardianes la golpearon, violaron y mataron. Escondieron su cadáver y huyeron. Pero ni siquiera la muerte detendría a Diao. Su alma más oscura tomó forma y así apareció el monstruo.

La Perdida no es un ser racional. Está formada por las ansias más básicas del alma de aquella muchacha: hambre, lujuria y, más que nada, venganza. Devuelve el daño que le hicieron a cualquiera que encuentra, especialmente si es varón. No es precisamente justo, pero su mente salvaje no puede discernirlo y además necesita robarles el chi para vivir.

La última aspiración de este ser, sería reunirse con su antiguo amor, pero es incapaz de entenderlo y saber qué pasos le conducirían a ese fin.


Nombre Mìng Diào (命 掉)
PV 40
Chi 10 (lo recupera robándolo a los vivos)
Garras
Ataque 10
Defensa 5
Daño 1D10 + 2 (causan putrefacción)
Poderes
Beso de la muerte Absorbe el chi de la víctima, por la boca o por las manos. Si se reduce por debajo de 0, la víctima sufre una parada cardiaca sin herida aparente. Una tirada Complicada de Medicina podrá dar con un remedio para salvar a la víctima, si no ha pasado demasiado tiempo. Este poder no puede usarse en combate, ya que requiere colaboración de la víctima (aunque sea inducida por hipnosis). Meditación y descanso bastarán para curar.
Vampirismo Un modo mucho menos elegante de absorber el chi. Si la víctima no colabora, puede beberle su energía directamente de la sangre. Para ello, debe agarrar e inmovilizar a la víctima. La curación es más compleja.
Hipnosis Puede paralizar a una persona, pero necesita toda su concentración en mantener a la víctima en ese estado. Resistirse requiere una tirada Muy difícil de Carisma + Meditación. Cuesta 3 de chi.
Mirada aterradora Su cara adquiere un aspecto espectral, la calavera se transluce a través de la piel y produce un horroroso chillido que puede aterrar a los que tiene alrededor. Para evitar huir, hay que sacar una tirada Complicada de Carisma+Sangre Fría. Si la tirada es muy mala, el personaje entra en shock. Cuesta 2 chi.
Salto prodigioso Puede recorrer 10 metros de un solo salto sin carrerilla. Cuesta 1 chi.
Lividez No deja rastro por donde pasa y puede trasladarse muchos kilómetros en una noche.
Maldición de no vida Cada noche resucitará, hasta que sus restos descansen en paz.
Ponzoña de ultratumba Las heridas que provoca con sus uñas provocan una podredumbre que se va extendiendo por todo el cuerpo, provocando la muerte en pocos días. Una víctima que muera habiendo recibido esta herida se levantará en forma de muerto andante, controlado por ella.

Aunque se especifica el coste en chi, se recomienda al DJ, por dinamismo y estética, no llevar la cuenta y suponer que siempre puede activar cualquiera de sus poderes.

La Perdida es un ser eminentemente irracional. Es casi imposible hablar con ella (aunque puede confundir con frases como "ayúdame" o "ámame"). En algunos breves momentos puede recuperar parcialmente la racionalidad, y hablar y negociar, pero incluso en esos momentos tendrá muy poca lucidez (ver final de la aventura).

Muertos andantes

Aquellos que perecen bajo las garras de la Perdida están condenados a volver a la vida como muertos andantes. Su voluntad presa de la de su asesina. Su carne tiene un aspecto putrefacto, y de hecho, si esos cadáveres no son quemados, irán trayendo enfermedades a su paso. Usa los valores de la criatura muerta, con un -1 al ataque y la defensa, por mayor lentitud, y un +1 al daño, por tener más fuerza. Los puntos de vida son los mismos (salvo mutilaciones), pero el daño a dichas criaturas se tira con D6 en lugar de los dados normales en los casos de armas cortantes o perforantes.

Tao y Mu

Tao y Mu eran dos de los sirvientes de la familia Bo para asuntos más o menos turbios en Yan Su. Su último encargo fue custodiar, en contra de su voluntad, a una bonita muchacha hasta Gu Tian, donde la esperaba su familia. Lo que en principio parecía una tarea fácil, se fue tornando en costosa y pesada, pues la chica se intentaba escapar con frecuencia y a menudo se tiraba al suelo y se negaba a andar. Tampoco consintió en comer

Una vez, mientras ellos cenaban, la chica consiguió sisarles un cuchillo y rajó a Mu en el abdomen. Éste pensó que ya era suficiente y pegó con brutalidad a la chica. Perdiendo todo el control, los dos escoltas golpearon y violaron a su escoltada hasta la muerte.

Cuando se dieron cuenta de lo que habían hecho, ocultaron su cuerpo lejos del camino y huyeron, esperando que la ira de los Bo jamás los alcanzase. Pero obviamente la ausencia de la chica se acabó sabiendo, y Bo Shi consiguió, gracias a los recursos familiares, encontrar a la pareja de criminales. Una vez logrado, los estuvo torturando hasta que prometieron conducirle hasta el cadáver de la chica. Pero cuando llegaron, la Perdida apareció y los mató a todos. Desde entonces, son esclavos bajo su voluntad.

Su aspecto actual es el de dos esqueletos con túnicas raídas y sables.

Nombre Tao / Mu
PV 20 (pero las armas corrientes o perforantes tiran D6 en lugar de los dados habituales)
Chi 0
Armadura 2 (natural)
Sable
Ataque 9
Defensa 7
Daño 2D10 + 2

Cronología

El presente es el resultado del pasado, y en especial esta aventura es le resultado de una cantidad importante de antecedentes que se arrastran desde hace más de un centenar de años. Éstos ya se han ido explicando en distintas partes, pero para facilitar su comprensión se provee la siguiente tabla que cuenta, de principio a fin, de qué polvos provienen estos lodos:

año eventos
-110 Nace la Anciana Madre
-75 Nace Mìng Jì
-60 Nace Bó Shī
-55 Nace Mìng Diào
-42 Bó Shī y Mìng Diào se enamoran y comienzan una relación secreta.
-40 Bó Shī queda huérfano. Su familia lejana, a cuyo cuidado queda, le promete a una familia poderosa. Mìng Diào lo persigue. Es enviada de vuelta y asesinada por el camino. Temiendo la ira de la familia Bó, huyen.
-34 Bó Shī consigue encontrar a los asesinos de Mìng Diào. Los tortura y arranca su confesión. Después les obliga a llevarles hasta el cadáver. Pero llegando aparece un espectro y les ataca, matando a los asesinos y a la escolta de Shī. Él escapa de milagro.
-31 La Perdida ataca a un grupo numeroso de viajantes. Éstos se levantan como muertos andantes y atacan el pueblo, provocando numerosos muertos y lo más grave: una terrible epidemia que mata a todos los contendientes. Muere el padre de Mìng Diào como resultado.
-30 Bó Shī sospecha de quién se trata la Perdida. Comienza su obsesión por acallar su culpabilidad. Quiere compensar a la familia y le entrega una importante suma de dinero. La familia, necesitada, acepta los dones, pero Mìng Jì no puede con ello.
-28 La Anciana Madre se convierte en la mujer más longeva del pueblo.
-29 Incapaz de soportar la ayuda de Bó Shī, y afectada por la pérdida de lo último que le quedaba de su familia, su marido, decide retirarse al templo budista. Prefiere vivir con absoluta humildad que nadar en la abundancia de los bienes que Bó Shī proporciona.
-25 Bó Shī acude al pueblo a implorar el perdón de la familia. Sólo quedan de esa familia la Anciana Madre y Mìng Jì. La segunda, en el templo, se niega a recibirlo, pero la Anciana Madre reconoce su angustia y le otorga el perdón. Bó Shī está impresionado por su bondad y decide tomarla como madre adoptiva.
-20 Bó Shī se encarga de que la celebración del cumpleaños de la Anciana Madre sea por todo lo alto, supliendo su falta de descendientes. La costumbre se repetirá cada 10 años.
-13 Muere el viejo Yu. La Anciana Madre se convierte en la mujer más longeva de la región.
-10 Se repite la celebración del cumpleaños de la Anciana Madre, esta vez mucho más multitudinaria. Al ser centenaria, se convierte en una figura de veneración, y poco a poco se va convirtiendo en una figura de peregrinación.
0 Nueva celebración del cumpleaños de la Anciana Madre, a la que acudirán los personajes.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas