Heldis:Sociedades secretas

De Wiki Asqueados
Saltar a navegación, buscar
Romance de Shinlia
Índice FAQ Contacto
Copyright

 !!! ATENCIÓN

Este artículo tiene información de la ambientación que no es de conocimiento general de los shinlios. Por tanto, es preferible que los jugadores no lean estos artículos, para así dar al Director de Juego posibilidades para sorprenderles.

 !!! ATENCIÓN
  • Artículo en construcción. Algo le falta para estar completo.

Contenido

El Clan del Camino

El Camino de la Voluntad Imperial, más conocido como el Clan del Camino es una red de influencia extendida por todo el territorio Shinlio.

Metas

El propósito de la sociedad es simplemente ganar riqueza y poder para sus miembros, especialmente los de más alto rango.

Historia

Originalmente fue constituida por el Emperador de Shinlia, durante la invasión en la que llegó la Nueva Gente. Habiendo perdido la posibilidad de gobernar provincias alejadas de la capital, incluso tomadas por el enemigo, ordenó crear El Camino de la Voluntad Imperial para permitir que la justicia del Emperador llegase y no abandonar a los súbditos.

Esta orden en secreto recaudaba impuestos, hacía obras sociales, mediaba en los conflictos y asesinaba cuando podía a quienes realizaban grandes crímenes contra los shinlios.

Cuando cayó el Emperador y fue sustituido por uno de la Nueva Gente, el Camino siguió con su actividad en la clandestinidad. Pero sin la guía y el patronazgo del Emperador, algunos de sus mandos empezaron a buscar el enriquecerse y promocionarse a ellos mismos. Surgieron eventuales enfrentamientos entre cabecillas, unas veces por motivos ideológicos y otras simplemente por poder.

Durante la la Gran Guerra los enfrentamientos fueron muchísimo mayores. La sociedad se fracturó y sus propósitos originales fueron perdidos definitivamente.

Organización

Aunque aquellos que los conocen piensan que se trata de una banda de rufianes, lo cierto es que existe una capa por encima mucho más invisible formada por hombres instruidos.

Los rangos bajos están formados por matones a sueldo y todo tipo de criminales. Hay una estructura de autoridad, pero estos nunca llegarán a los altos rangos.

La organización la dirige una capa superior de personas bien instruidas y preparadas. Los mismos que pertenecen a esta capa, son los que se encargan de ver a otros dispuestos a unirse. Muchos son funcionarios de distintos gobiernos, lo que les permite extender la inluencia del Clan. Por supuesto, si se descubre que un funcionario está colaborando con esta organización criminal, seguramente será castigado muy duramente, puede que con la muerte.

Visibilidad

Mientras que muchos granjeros, vagabundos, trabajadores honrados e incluso sabios no han oído hablar nunca de El Camino, aquellos que tienen algo que ver con la delincuencia, tanto a favor como en contra como pasivamente, conocen la existencia y nombre de la organización. Ladrones, asesinos y otros malhechores colaboran a menudo con ellos, o bien son extorsionados para que no sean competencia. Los funcionarios de gobierno son conscientes de esta amenaza y a veces se emplean para tratar de combatirla, aunque otras veces se dejan sobornar (o extorsionar) por hacer la vista gorda o por colaborar. Soldados y guardias empleados para combatirlos también conocen superficialmente al Camino, y también han sido objeto de sobornos. Por último, los comerciantes son a menudo obligados a pagar la protección, y algunos se han atrevido a pedir su intervención para prácticas sucias, pagando con dinero o favores.

No obstante, siendo el Camino conocido por muchos shinlios, estos solamente conocen la capa más baja, y no en profundidad. La visión general es la de la mayor banda de delincuentes, con conexiones en todas las ciudades, pero solamente eso. Algunos funcionarios han sido ajusticiados porque se ha descubierto que colaboraban, pero se piensa que los oficiales corruptos son sobornados, no se imagina que realmente un cuerpo de letrados es el que gobierna la sociedad.

No existe mucha conexión con grupos de bandidos y otros criminales de áreas rurales, pues el ámbito del Clan es casi exclusivamente las ciudades.

Captación

En la capa baja, la captación suele ser progresiva. Si un sujeto trabaja para la organización y va demostrando ser capaz y digno de confianza, se le va introduciendo progresivamente, ganando el sujeto privilegios y responsabilidades.

Entre los letrados el juego es mucho más complicado, pues una mala captación dejaría al descubierto a personas muy importantes en la organización. Generalmente se suele intercambiar favores con el sujeto, favores personales en muchas ocasiones, sin dejarle que sepa a qué pertenece la persona con la que está trapicheando. Si demuestra su capacidad y una buena predisposición, se contacta con él a través de intermediarios sin relaciones con el gobierno. Se suele asegurar un chantaje por si el neófito decidiera chivarse, y no se le permitirá conocer a otros miembros del Camino (ni siquiera saber quién le ha captado) hasta varios años después.

La Orden de la Restauración

Se trata de un grupo clandestino extendido por toda Shinlia alrededor del sueño de la reunificación del país.

Metas

La meta común del grupo es lo único que está claro: conseguir que un emperador gobierne sobre toda Shinlia. Más allá de eso, surgen muchas diferencias: en el cómo, en el quién, incluso en el dónde (situar la capital).

La corriente mayoritaria pretende volver a situar en el gobierno a la Gente Vieja, tanto por la procedencia del emperador como por sus valores y costumbres. La base ideológica principal tiene en el período anterior a la invasión su ideal de referencia. Sin embargo, como se ha mencionado, el grupo es heterogéneo: algunos (muy pocos) quieren que la Nueva Gente vuelva a gobernar, otros abogan por la integración, mientras que a algunos les da igual quién gobierne mientras haya un emperador que imponga un orden.

Historia

La sociedad como tal empezó a construirse después de la Gran Guerra. No obstante, en ella se han integrado unos pocos grupos más pequeños y menos importantes anteriores, algunos organizados, otros totalmente informales.

Organización

La organización de la sociedad es muy laxa. Para muchos de sus miembros, su estatus es puramente simbólico. Para otros, supone mantenerse en contacto con otros miembros, e intercambiar favores con ellos, en muchas ocasiones, pero no siempre, relacionados con las metas. Existen grupos más organizados, formados por miembros de mucha confianza, que esbozan planes y trabajan mucho más activamente, siempre con gran secretismo, y requieren a sus compañeros tareas específicas. Sin embargo, es un misterio para la mayoría de los miembros cual de estos grupos dirige la sociedad, si es que ésta tiene dirección alguna.

Para las labores de campo (o sucias) suelen contratar a gente puntualmente a la que dan la mínima información imprescindible (normalmente no sospechan para quién trabajan), aunque también dispone de algunos agentes fijos (soldados, ladrones, etc) a los que pagan generosamente su lealtad y silencio.

Si un miembro o un agente son descubiertos en un caso de corrupción, tenga que ver o no con la Orden, ésta hará todo lo posible, gracias a sus influencias, para buscar cargos por los que dicho miembro sea juzgado y condenado a muerte, evitando la divulgación de secretos. Si esta vía no es posible, la menos preferida solución del asesinato es la que queda. Esto último se suele realizar con personas externas que no saben quién les contrata ni por qué.

Visibilidad

Desconocida para la mayor parte del pueblo, las personas implicadas en política (más allá de funcionarios de bajo rango que se limitan a su trabajo) suelen haber oído hablar de esta sociedad. Entre este tipo de personas son frecuentes los rumores sobre quién pertenece o no a la Orden de la Restauración.

Algunos delincuentes han terminado averiguando algo sobre para quién trabajaban, pero por lo general no es un tema muy difundido, pues ir contando cosas a cualquiera sobre quién te contrata, arruina sin duda tu reputación.

Captación

Los elegidos para formar parte de la orden suelen ser funcionarios, seguidos en número por hombres ricos con influencia e intelectuales de algún tipo. Los candidatos son evaluados durante mucho tiempo para calibrar su afinidad ideológica y su honradez. Cualquier sombra de sospecha de corrupción hará desechar al candidato.

Para evitar la corrupción, se tiene especial cuidado con los familiares. Dos miembros de la Orden no pueden compartir familia hasta un cuarto grado. Además, un candidato perteneciente a la misma familia que otro miembro, será evaluado con mucho más cuidado que otros. Por supuesto, su familiar no podrá promover ni intervenir en el proceso de captación.

Los agentes (soldados, etc) son elegidos por la lealtad y el valor que demuestren en su oficio.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas